**Actos Intemporales

Conoces el Eterno Retorno...

es un concepto sobre el tiempo

un postulado filosófico

 

Todo será vivido de nuevo una y otra vez

en la misma manera, de la misma forma,

según su pensador, hombre enigmático

 

Creo yo a la mitad eso. Primero, el eterno

no existe, sino el tiempo que se regenera

sin que nos demos cuenta: espacio-tiempo

 

Dentro de nosotros contamos con mecanismos

sistemas que hacen guardar el tiempo...

no es la mente, es el cuerpo

 

Tu cuerpo recuerda las noches, los días

los momentos, las alegrías y tristezas;

el cuerpo es un mecanismo del tiempo

 

Pero él también es mortal. Lo que pensamos

es tiempo sin espacio. El primer beso,

el amar de los padres, el de los hijos,

del amor, del destino, la muerte...

 

Todo es vivido una y otra vez en nuestros

milimétricos espacios neuronales, nervios

venas, instintos

 

Hoy, por ejemplo... escuché una música

que me hizo vivir días tristes del 2016,

o el mirar el firmamento, una tarde de

promesas en Real de Catorce...

 

El tiempo es el retorno, lo eterno

es vivir esta vida con un poco de ideas

un poco de sentimientos, amor y paz...

 

Te besé y te beso siempre.


La muerte. La pensé hoy mientras salía de la ducha.

 

Morir en sí no es complicado. Es el dolor que complica todo.

 

La muerte de uno no es gran cosa… la muerte de la segunda y de la tercera persona del singular sí… y eso me hace pensar.

 

Vivir la muerte de una persona querida o amada es, como ya se ha dicho, un dolor dentro de la rutina, dentro de la ansiedad, por su ausencia. Tengo la manía de pensar en mis días las cosas que tuve, la personas que no veo, el amor que no tengo.

 

La muerte no se prepara, nosotros sí debemos prepararnos para ella.

 

 

 

Pero también pienso en la primera flor que vi abrirse ante mis ojos, aunque ya esté marchita y desintegrada… pero no en mi memoria que hace que vuelva a abrirse lentamente… y lentamente hacerme sentir la emoción de la vida, o quizás la existencia de sentirse aquí y ahí.

 

La muerte me cobija de tristeza… a veces pienso en las palabras que diré antes de morir… el nombre de unas personas, alcanzaría mi último aliento a nombrarlas.

 

 

 

Al llegar a mi casa, al abrir la puerta, la sensación me acoge. La luz me saluda, mis plantas me sonríen, la tasa de café de hace apenas 11 horas atrás sigue ahí, en la huella de mis labios de madrugada.

 

 

 

La cena no tiene magia… el cielo sí, se apaga como la vela de una posada en la niñez. El silencio de mi casa no me espanta… me relaja y hace que piense en lo que debo decirme ante de dormir.

 

 

 

Hay cuadro que tengo colgado que está fechado en “2015” … como muchas otras cosas. Hoy no siento sino cansancio y meditación. Hace un año lloraba, hoy contemplo el atardecer mientras mi pecho exhala sin dolor ni ansia.

 

 

 

La muerte… al menos viví para contarme algo.

 


No dirás nada,

ninguna palabra,

todo en ti calla...

pero tu sonrisa

te hace chispa...

 

no olvides que eres

llama.


La verdad, me quedé sin

arte...

no logro pintar como lo hacia

antes.

La pintura no avanza, yo no avanzo

tengo dudas, tengo poco que decir...

y mucho que pensar.

Quizás deba dejar pasar el tiempo

y ver si regresa la vibra

o de plano,

cambiar de camino.

 

Esta noche pienso en lo que

es,

y lo que no es de mi vida.

De noche, solo,

sí me enciendo.


Saber existir durante el aperitivo

es algo que descubro

al encontrar la sencillez

del cielo mangenta y azul

obscuro

 

Despertar en mi casa,

la cama vacía,

el silencio,

los cuadros que aún no

termino,

el café que empieza

a oler una buena

leyenda de un nuevo

día

 

Hoy.


Es decir que admiro tu energía

tu aroma espiritual,

la voz entre tus sonrisas

 

Admiro tu vida, por eso quiero

que vayas dando luz a todos,

mientras vivas

 

Te beso.


Desperté con ganas de ir a ver

tus ojos.


La amistad,

es el amor que tengo,

a un hombre o a una mujer,

sin pensar en el sexo

sin tener celos de ello.

 

Solamente hacerlos brillar

o brillar al lado de ellos.

 

El amor,

es amar lo que todo es,

lo que todo existe,

dentro de tus ojos,

dentro de tus años

y tus palabras.

 

Espero.

 


Un año entero...desde que empecé

a pintarte. Pensé en todo, menos en perder el deseo de imaginarte.

 

Ayer, miré la tela por horas y horas... hasta que entendí que la entropía me hacía ir, del recuerdo del ayer, hasta saber que todo pasó, todo es vida.

 

Pocas personas sabrán, que duré más de un año en terminar esta pintura... me sentía sin fuerza, no podía imaginar no sentir... hasta que acepté que en tu recuerdo moría: natural es y fue nuestra entropía.

 

Hace un año. Cada quien tendrá en sí mismo un pedazo del momento, unas frases, unos besos, quizás el sabor del sexo, las caricias... la historia.

Todo eso pensé cuando sentí que la obra estaba terminada.

Ahora es turno de intentar vivir el ahora.


Sin idea

ni

luz.


Él, quizás 68 años, quizás más, ponía el orden en la fila de compras, en Auchan. Él quería ser ordenado. Los carritos de un lado, las canastas del otro. Al comprar, miré que tenía las mismas bolsas de siempre, pues estaban bien dobladas en su chaqueta. Él pago en efectivo, amable, se despidió y se fue.

 

Ella, ella era más joven que todo lo que sus ojos podían decir. Sus compras eran básicas, algo Bio, algo de chocolate... desmaquillante y sal. Ella resumía la vida en el color azul de sus ojos, o quizás verde?

 

Yo miré el sol y el atardecer. Estoy en un paréntesis.

Mirar al otro me ayuda a mirar los detalles que no veo en mi persona.

 

Me gustaría dormir en tus piernas, dormir y sentir tus dedos.


Al despertar,

no sé si soñaba

o no se si lloraba,

al despertar.

 

Es un día que no tiene sonrisas, no tuvo luz, ni pintura... me estoy vaciando...



Tengo un ritual, una cita,

por la tardes, en mi casa.

 

Dicho ritual radica en sentarse con una copa de tinto,

en una de las sillas que tengo (tengo 2), mirar cómo la ventana

de mi cuarto, al final de la tarde, se transforma en un faro solar.

 

Me siento y contemplo la luz... incluso, a mis plantas las hago

sentir los rayitos de sol... no sé si tengo la "mano verde", pero

seguramente les gusta esuchar la música clásica, sino las cumbias,

cuando pasan estos momentos. O yo las hago vivir bien... ellas son bellas, crecen y sonríen en su dialecto natural.

 

Puedo cenar frente al sol. Puedo escuchar la música y a veces

pintar... es un ritual de primavera-verano.

 

Durante esos momentos, todo lo siento. Siento el pasado,

siento el presente. El futuro es desierto... prefiero

mirar el sol.

 

Si pensé en ti, es porque celebro la historia que viví en esos momentos.

El dolor se ha ido. La angustia, el temor de perderlo todo... todo eso, a final

de cuentas, se evaporó.

Y yo me quedé ahí, sintiendo todo.

 

Hoy no hice nada, no pinté, dormí y soñé... El vino tinto es italiano,

la música es de Glass, el espacio es ligero. Mi esperanza es tibia,

el amor sigue siendo una cita que espera el atardecer.

 

Vivir sin amor, no es complicado;

vivir sin poder amar algo,

la vida, el sol, una voz,

un deseo... eso sí que es imposible para mi.

 

En la química quizás, en la física también

podré en algún momento encontrar respuestas

más adecuadas.

 

Sin embargo, me conformo con el presentimiento,

Te beso.


Pintar un "Sol y Luna" es abrirle la puerta al sentir,

respirar y bailar con los sones conocidos y cálidos.

También es pensar en los otros... en los otros 8 que

pinté, desde hace 10 años.

Me gusta... me hace sentir alegre y capaz pintarlo.

Es fin de semana... estoy contento, satisfecho.

Te beso.


21:49

Miré unas fotos,

ahí estaba todo

el tiempo, qué es, qué somos?

Mientras pasa un año.

 

15:55

En la mirada

se guarda una historia

entre el sentir y el desear.

La mirada es un recuerdo

del presente

constante.


El sol, es un sexo... cálido, y confidente. Con tu suspiro como dinámica, mi vertigo es mágico, erotismo. Tu sexo es el sol de media noche; cuando piensas en mi, te aseguro, me elevo. Y tú...


 

Hace más de dos años que no logro pintar como quiero...

Por diferentes situaciones, personales, sentimentales,

existenciales...

Hace rato pintaba un mural, el color me llamaba,

las formas salían del pincel como agua.

 

Pintaba y miraba mis dos últimos años,

miré tus consejos, mientras

tú mirabas mi llanto...

miré tus ojos... mientras yo

escuchaba tu lamento...

miré tu despecho,

cuando intenté hacer explotar

mi corazón... eso sigue desecho.

 

Miré mis manos que se movían solas,

mientras en la paleta, colores,

nítidas mañana que vendrán ahora,

de nuevas vidas a llenar,

yo y la pintura, el pensar,

se fusionan.


Poesía, ¿eres tú?

 

Esta mañana el pájaro y el frío

unificaban lo obscuro de mi sentir.

La Luna, las estrellas,

en un extracto existencial,

entre la nada y lo posible.

 

 

Poesía, dime, ¿cuánto es sentir?

 

Mi cuerpo está cansado,

mis manos llenas de surcos,

la espalda me está cargando,

las ramas de los árboles,

pesadas de hojas mirando

hacia la dirección del viento;

ninguna sonrisa, tampoco lamento…

pero esa luz que me harta.

 

 

Poesía, dame un beso…

 

Como el que no te di ayer,

como el que no te ofrezco

porque no estoy dentro.

 

 

No tengo amor,

tengo enamoramiento del momento…

en mi casa todo es posible,

hasta sentirme feliz,

eso es concreto.

 

 

Poesía, escuché la poesía…

 

En un centro ad hoc,

con poetas y poetisas,

leyendo verbos, jineteando esdrújulas…

 

 

Pero la poesía mía,

la bella, estaba en el sol…

de versos, los rayos de la tarde,

el aire aún increpante,

el deseo de llegar a casa y preparar

la cena buena,

para la gente que amo,

amistades y eternidades.

 

 

Poesía… huele mi cuerpo,

huele mis manos, cebollas,

pollo, ajo…

huele el tomate frito,

el horno como mi sexo, ardiendo…}

 

 

En estos momentos,

una copa de tinto, el silencio,

las palabras, el siempre

querer morir contento.

 

 

Poesía, hablar de ti es potencia y sonrisa;

eres lo que no se ve en el universo,

latigazos de presentimiento,

fuego y arena movediza;

poesía, entiendo lo que me decías,

cuando escribía adolescente,

sin saber lo tenía adentro.

 

Presentimientos.

 


Hoy, escribiré dos veces....

23:15

Escribí dos veces porque,

porque sentí el flujo del día

al escuchar tu voz.

 

Distante, cercana... lo ignoro,

pero mi afán es sincero:

quiero saber que tu sonrisa

brilla serenamante

como esta tarde,

y el sol, su tesoro.

 

Trata de descansar,

toma una buena ducha,

respira lento, duerme traquila;

a punto de dormir,

entre las sabanas

y la cobijas,

dormiré con una media luna

en mi rostro...

tu sonrisa.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------

14:55

Dormí pensando en la vida

porque el día de ayer no alcanzó

para dejar de reflexionar...

Entre amigos y risas,

había una constante,

mi deseo de ver mi pensar.

 

Me desperté y ya pensaba,

en la madrugada la luna me seguía

a mitad.

Los pájaros son el presente

sonoro,

mi despertar

 

De regreso del trabajo

la voz profunda

seguía mi sombra.

 

Pensaba en ti, no lo sabes,

antes de verte...

y al verte pensé que eras parte,

o sustancia, de mi mente...

 

Estás bien, estás bella:

sigue andando, mientras te veo

irte (como siempre), pero gracias

por detenerte para decirme cosas

tuyas, tu voz cobriza,

tus ojos negros,

perlas de estrella.

 

Estoy pintando y pensando

en lo que aún traigo

en mi vientre,

sin saber como decirme

las cosas,

ni como entender

mis causas.

 

Pinto pensando,

la paleta de colores

me replica,

esto es un teatro

y mi cuerpo es

la escena.


Quería llamarte, para decirte lo que pienso,

decir que a veces necesito saber lo que mis ojos

y mis visiones,

expresan del mundo,

del sentimiento.

 

Vivir aquí, es hacer la leyenda de nuestros tiempos.

 

A ti, te tocó vivir tres vidas: la que tuviste en tu país,

la que tenías en éste,

la que vives hoy.

 

A mi me tocó vivir, hoy, justamente, todas...

 

Mi vida en mi familia, una sonrisa... en el sol, cerca del Pont de Pierre,

Mi vida en Francia, hoy... al ver el verano que llegará de nuevo...

Mi vida, mañana... cada día es ganar un deseo

para terminarlo.

 

Y mañana, volver. Es mi presente.

 

Amo el atardecer... porque me intrigra su sentir,

en mis ideas nada fijas.

 

Te beso.


Todo es historia,

incluso nuestras

caricias.


Oye, mientras pintaba recordé

una mañana,

o era quizás una madrugada,

o seguramente una noche...

tu cuerpo respiraba.

 

Desde aquí, mirando a la ventana,

me siento en reflexión de lo que fui

en tus manos, en esas mañanas,

o en esas noches,

o quizás madrugadas.

 

De amor... de amor ya no sé hablar

ni quiero intentar; estoy seco.

 

Dejo que todo me tome, pero

sin querer hacer daño,

eso espero;

dejo que todo me tome, mañana

o quizás en las noches... y seguramente

al despertar, ver que nada está

a mi lado en la madrugrada.

 

Pero respiro, pero respiro...


Desear. Desear el deseo que nos desea,

desde tus manos, estrellas a punto de fugarse,

en tu idea de darse, pasea, escribe y pártete

en dos, bella… fugaz como la testarudez de tu cuerpo,

odisea y puntual a las caricias;

al medio día, dame un salto, un guiño dorado:

surge un volcán en tus cejas, pestañeas.

 

Desear. Desear el deseo que nos besa,

tu boca; primavera falaz y pimienta;

tengo en mis labios tu idea de darse,

balsea mi nombre, en sincopa, lenta,

como la madurez, tu cuerpo, sapiencia;

pintar las caricias de media noche, resta;

y como epitafio movedizo,

surge un bacanal en mis entrañas,

experiencias.



Al abrir los ojos, la luz entera y clara,

la Luna blanca me miraba...

Todo el día pensé en ti...

En tu luz bella, en tu belleza

en forma de pupilas...

 

Tu voz... tus caricias...

 

Los lunes son míos.

Es el día en que me hago placer,

pero hoy, pensé en ti más que otros días...

 

Al cerrar mis ojos esta noche, sé que habrá

una Luna rosa, grande que me espera al despertar.

Sinceramente, no sé si pueda, si deba...

 

Te quiero.


 

 

 

 

Quiero saber si tienes

las mismas arrugas

en tus mejillas,

 

En tu cartografía divina...

 

Quiero imaginar 

los lunares morenos claros,

abajo de tus rodillas

 

Quiero saber que estás bien...

 

Por eso te escribo. Aunque

tenga, solamente como respuesta,

un sujeto, un abrazo... un sutantivo.

 


05:29

Esta madrugada, la luna estaba justo en medio de mi rostro, brillaba.

Hoy es un buen dîa para respirar...

--------

17:38

La luz que da sombras y claros a mi rostro, desde mi ventana. Mamífero solar.

 

16:16

Estaré pintando y tratando de sentir lo que hay delante de mis ojos: posibilidades.


10 horas de trabajo

en mis manos, en mi espalda,

pero el sol, pero la mûsica,

piensa en Chopin al final del dîa

y como una ola

la alegrîa...

Sonreî al entrar al cuarto lleno de

todo, de luz y dudas...



Neblina y luces en forma acuarela,

lo primero que vi en mi vida

mientras todo era silencio

en este día...

 

Una mirada, los pájaros, el olor

discreto de la hierba en Pessac...

El aire, las compras, pronto

a casa llegar...

 

Recibir mensajes de gente

que no veía desde hace 15 años...

un buen momento.

 

Pintar de nuevo... ligero, con ganas de irme hacia los ocres, los pardos, los cafés,

pues aún tengo en mi mente eso...

Pintar algo nuevo.

 

Una cena como se debe hacer

con amor y para mí.

 

El sol en mi cara... toda la vida me paso

en esa media hora, el ayer, el hoy el mañana... el sol me esculpía...

 

Estoy perdido... pero vivo bonito.



* * Actos Intemporales * * *
Un año más... llegó por la tarde
en éste sábado, mientras dormía.
Al despertar, en la ventana,
una nueva década, me sonreía...
Para mí.

 

 * * * * * * * * * * *

Qué es el amor...?

Tienes razón "H",

soy algo negativo

que busca hacer

todo positivo.

Suerte, un beso.


El deseo nos desea... primera verdad.

 

El amor es un deseo a ser el deseo del otro y del otro ser su deseo.

 

El deseo, en el amor, es no desear lo que nos desea, sino dejarse quemar por las razones de todo, menos de ti.

 

Deseo ser deseado por lo que me desea.



El final de meses de trabajo.

Ahora me toca a mi.


Los pajaros saben mejor que uno lo que es la primavera.

Trinan como orquestas dispersas,

siento que dicen lo que no logro entender,

pero algo siento.

La luna era opaca,

casi una esponja gris

dentro de una trama de nubes grises.

Un conejo muerto

en medio del camino...

Vivir.

Morir.

Una estrella que explota

y se hace luz por cientos de años.

Un conejo muerto,

la putrefacción latente si pasan los días.

La estrella sigue viviendo en su eco.

El conejo ya no lo vi de regreso.

Los pajaros no cantan por la tarde,

hay mucho humano despiertos.

Mañana diré mi canto entre ellos,

ellos dirán quizás,

"canta como una orquesta sin pájaros".

Estoy cansando...


Primavera.


Un libro... bueno dos.

Tanque lleno, tres cambios,

huaraches y una botella

de tinto, una copa, algo de pan

y algunos quesos...

Un lugar para leer, luego ver el cielo...

Al momento del atardecer,

lo creo,

hacer gozar mi tiempo.

Estoy cansado...


05:12

Vuelve todo a comenzar

por una semana mâs.

 

22:23

Quiero conocer la emociôn del dîa

dormir de nuevo y sentir que puedo

ver la primer flor abrirse ante mis ojos

te beso en la mejilla

te beso en los labios

hoy vivî en un encanto:

beber de mi rutina y ser feliz.

Dar placer, recibir lo mismo

a cambio.

 

21:48

Deseo...

 

15:54

Estoy pensando en lo que me equivoco

es pensar que hago bien, solamente para ser querido...

querido por quiên?

Êse es el error: querer hacerme querer.

Quiérete primero.

 

14:39

Cuando la luz llega

mi cuerpo se relaja

el erotismo canta

la pintura en cascada...

 

12:05

La luz de hoy es metâlica

pero si pones atenciôn

el cielo se fisura para darnos

blancos de marfil; en su

trazo una palabra en itâlica:

amas...

 

11:23

La soledad es un amor propio

que sabe compartirte

los pensamientos

del momento.

 

10:55

Café amargo, dos lienzos,

un despertar sereno,

un cuello de femenino

plasmado en un cuadro...


Cinco dedos, cinco estrellas,

sus destinos

Me besaron, me besan y yo

hago calor de tus suspiros

 

Estar ahî, en tu presente

nublado, soleado, cansado

triste...

Y yo estar ahî para darte un abrazo,

mi cuerpo, mis labios,

para que vuelvas a girar al sol

con tus manos

se verano,

se baile,

se jugo del presente

 

Estoy aquî.



Desde la mañana,

espero sentarme

y escribir en palabras

lo que en pintura no

puedo hacerlo.

 

Simplemente escribir...

escribir la metáfora del día:

imagina una galaxia que viaja

veloz sin medida,

como tus manos,

una estela,

en mi mejilla.

 

Realmente, el universo me llama

pues lo que sentí en la infancia

trato de buscarlo

al pedalear solo

en la madrugada.

 

Sé que no hago poesía,

así lo siento.

Pero escribir así

me hace recuperar

el aliento...

 

La tentación del universo,

me intriga...

el sabor de tu sexo,

lo confieso,

aún me fascina.


Viste la luz del viernes.... la viste?

La luz primera que ves

es de la vida al renacer;

primavera, primera vez

otra ves

 

Viste la tarde de este sábado que vivió?

El sol era pura energía,

tus manos y tu cuerpo:

eran una elegía.

Este sábado tu cuerpo vivió

lejos de tu amante,

lejos de tu amor,

y lejos de mí,

sueño con tus caderas

con tu calor...

 

Viste este domingo amor... lo viste?

Me levanté temprano...

te hice el desayuno magno,

el amor, en mis manos,

el café obscuro, el Te amargo...

tortillas y sazón,

placer, placer, placer...

quiero imaginar que así fue.

 

Viviste esta noche de domingo, mujer...?

Es la copa de vino blanco

la mirada de amigos, libros,

utopías y cuadros que

estoy pintando;

la música de Mad Rush,

tintinean en mis labios

mientras mis oidos

esperan escuchar tus

labios.

Te quiero...


Dormî pensando, escribo ahora

Extraño el sabor de tu noche

Extraño de dîa, tu aurora

 


Sensible.

Cruje mi mente al ver una nube.

Sensible.

Esta mañana los pájaros tejían cantos.

Sensible.

El vino me hace sentir menos amargo.

Sensible.

2016... culpabilidad. 2017, esfuerzo.

Sensible.

Quiero un beso que me haga crear y creer.

Sensible.

Espero que mi copa se termine y yo con ella irme...

Sensible.

Algo en mi química explica mi amor por las luces suaves.

 

Sensiblemente.


Durante el día voy recogiendo las palabras que me servirán para escribir, en la tarde o en la noche, dependiendo de las actvidades, lo que vivo.

Este día por ejemplo es "imaginar".

Parece esto una bitácora de sentimientos que un poemario de 220 publicaciones permitidas... por qué 220?

Porque es el nombre de publicaciones que puedo hacer aquí;

cuando se satura, borro lo que escribí.

No sabré jamás lo que puse en junio del 2016, por ejemplo...

 

Regreso a "imaginar". Todo el día pinté (después del proletariado matinal), hasta que tuve que parar para cenar y beber unas copas de tinto.

Este día fue pasando entre

algunas llamadas a gente que quiero,

algunos mensajes a la gente que amo,

algunos silencios, pinceladas al lienzo.

 

Imaginar tu cuerpo

de carnaval,

tus besos son mí disfraz,

el aroma de tu sexo,

primaveral,

eres del pasado el presente

y la paz

 

Hasta mañana, quizás...


Un beso,

sí, de nuevo

cuando te veo

me vengo como lluvia

bronca y salvaje

en tu pecho.

 

Un beso,

tus labios

son horizontales

tu sensualidad

vertical,

tu piel como testigo,

me gusta tu intelecto

sensual es tu pensar.

 

Un beso, un beso..


No estoy seguro

y probablemente,

quizás, casi nada de hecho,

pero escuchar a la mujer

hace que mi mente

entienda algo concreto:

ando por buen camino.

 

La huella en mi pecho,

tus cabellos; por dentro,

respira sin dolor; lo pasado fue,

el presente es, no hay

despecho.


El tiempo,

me hace pensar.

Hay una energía

que interactúa, desde lo lejos

en otras alturas...

entre las cosas y nosotros,

entre la natura y sus rostros...

 

Quiero besar el tiempo.


Decirlo a alguien...

 

Depertar. Tomar el tranvía

leer y sentir las palabras

que te arropan... sientes

que vas bien, por una buena

vía

 

El trabajo... cuál? Esuchar

disertar sobre la política y

la civilización occidental,

enriquecer el lenguaje,

te hace captar

 

Salir y pedalear en el viento,

la lluvia, los elementos...

17 kilometros de introspección

y el cuerpo latiendo

 

Pintar... comer... pintar...

 

Diálogos y posturas,

intuiciones que son

doctorados, luego sensaciones,

de una misma raíz,

culturas...

 

Crear es compartir,

como la pintura,

pero en comida... por eso "torteo",

para que coman suave

mí rica cultura;

cocinar es ver la perspectiva

de nosotros en la vida

 

Y tus ojos negros... siguen bellos

tu manera diplomática de hablar

la elegancia y el sonido de tu risa,

es una marca existencial;

mientras te contemplo por fuera,

te recuerdo por dentro...

no puedo suspirar ni empañar

tu camino... ya que el tiempo

ha hecho que tu vida sea otra,

teniendo que empeñar tu cariño

 

Decirlo a alguien... a quién?

Estoy solamente conmigo...

Escribir es hablarme suave,

prepararme a sentenciar que

hoy fue un día eterno, rico

amoroso y grande, agradable.


Sentir o pensar?

Si dentro de la reflexión primero

es pensar, eres pragmática...

Pero si dentro de tu reflexión,

primero sientes,

es porque eres artista.

 

Siento siempre, siento siempre

siempre hay un latir que piensa

y que me hace pensar que el hoy

 es sentir,

una burbuja del presente

 

Verte desde tu ventana,

imaginar que caminas,

lees, hablas...

eres la consecuencia

de un hecho ardiente:

combustible

del amor latente...

 

Siento que sientes

que el mundo es instante...


Hablan sus ojos.

Los vistos hoy, en el trabajo

en la expo... algo habla.

La luz, la rotación de sus

emociones, algo habla

más que la palabras.

Creo que puedo hablar

con ellos con sus miradas,

el lenguaje de nuestros ojos

en intercambios se arman.

Por eso me quedé contento..

porque sé que puedo

dialogar con sus almas.

 

Incluso la amiga de mi amigo,

con sus ojos bellos,

me sentí perplejo: sus pupilas

tenían un hacento puro,

casí sentí sus palabras

mientras miraba la expo...

 

Regresé y pinté... el cuadro

que ahora ya no es del año

pasado: tiene la mirada

de estos momentos.

 

Adoro mirar lo hermoso

en unos ojos ajenos.


La poesía es movimiento y ritmo,

la pintura es emoción y ritmo,

la literatura es aquitectura y sentimiento...

el silencio hace salir de nosotros un buen eco...

Vivir es un presentimeinto ajeno.


Desde mis ojos, la luz de los tuyos,

en órbita para irse quemando

lento,

quizás juntos

 

Parafraseando tu mirada

agradezco el verte

de nuevo

y esa luz tuya,

pulcra y encantada

 

Tocarte es un deseo

un querer obstinado...

pienso esto mientras

escucho tu nombre

en el Canto Ostinato

 

Gracias,

de nuevo pude verte,

desde mis ojos sin miedos...



Esperar para verte...

y al verte, tú no lo sabes:

presentimientos

escondidos...

y de nuevo despertar

 

Imagina mi momento

si puedes imaginar:

el verte, un instante,

lograste borrar mi

soledad

 

Es un placer saberte bella

con gracias, magia, salud

y en tu vida nueva,

el amor y el bienestar

 

De corazón te digo

que trato de continuar

pero mi interior está vacio,

creo que te di todo,

sin pensar

 

La soledad no me incomoda

ni saber que de amor,

mí corazón aún demora...

ahora vivo andando

y de la primavera

estoy esperando

una luz que respirar

 

No sabes que placer

siento al escribirte,

porque tengo siempre

la admiración

de intuirte

en la armonía

y rumbo a la paz

 

Te beso siempre...


Privilegio, esa palabra me baila en el cuerpo...

Sentir al otro es una vasto sentimiento de calor...

Ayer con ellos y con ellas... en la madrugada, una estrella

Y es la mañana la bruma que limpia el interior...

El universo está conjungando mis momentos,

yo me dejo barajear...


' Cuatro flores:

dos sin hojas,

una con espinas,

la última negra...

 

Fue el sueño

de una amiga.

Noche triste,

sueño imposible, sin amor,

el cuerpo no vive...

 

Despertar,

poco sentir,

el corazón hueco,

sin latir...

 

Pero pintar,

conlleva a

dar algo,

intuir.


Estaba escondido desde el verano pasado. Pensé que lo había terminado, pero no. El cuadro, el último que pinté antes de perderme yo y mi corazón. Hoy salió de su escondite; lo miré, trabajé, lo cambié para que fuera más presente que pasado. Quizás lo logré. Me fui a caminar, ver el horizonte. En el Quai, miré el reflejo de mi cuadro, la luz que fallecía. Mientras miraba, amé imaginarme en unos brazos.


Días irregulares...

ayudar a los amigos,

reunión cultural,

cenar un buen platillo

y en mi casa desgustar

un buen tinto;

después me pongo a escribir

lo que repica en mi pecho

a veces es nostalgia

a veces deseo

 

Mi mente hace de tu nombre

un cuerpo entero

 

Me quedé pensando en el cuerpo...

en el tuyo, pues es evidente

que hace parte de una parcela neuronal

de mi mente...

 

A veces te miro, en mi pecho...


En el regreso, depués de estar con mis amigos, pensé en los caminos a tomar en el futuro próximo. Estoy aquí de momento, sin más que hacer sino estar.

Estar con quién, estar en dónde...?

Como pregunté a mis amigos, "Qué es un cuerpo?", respuestas nobles y diversas... mi cuerpo es memoria.

Perdí de vista a mucha gente que importa en mi vida... no era el cuerpo, era ella... energía.

Estamos de acuerdo en que el presente se mira sin ti.

Vivir solo me resta.

 



Dar el silencio para esperar la réplica

del eco

Darse al silencio y esperar una voz

que venga a decirme

"calma"

Imaginación épica,

de verse conformado

por música, colores, voces y letras...

He perdido existencias,

He emprendido b´´usquedas;

el silencio me aclama,

y yo le replico

que venga a decirme

"calma".


La Música es un sentido general, un tocar sublime...

Lo invisible es real, la confusión del cosmos hecha notas, cantos, intentos de sonoridad... Escuchar la Música hace viajar: a la niñez, a la edad del beso adolecente, a la madre que crea vida, al padre que suspira a la tierra... y yo a tus besos.

La Música nos toca más que cualquier cosa... es energía, es una fulminante cabalgata de átomos, cantos, rezos, súplicas. Quería buscar un título a lo que hago... Pensé en la Nota músical, pero me sentí limitado. Me acordé de Diderot y el "Tocar" como único sentido completo del humano.

En las redes perdidas de esta noche encontré a Handel (Dixit Dominus/El Señor dice...) y en 4 minutos me volví pagano, la piel volaba... el canto judio perdido en el desierto, el tiempo donde nada era frontera y todo mágico.

Si sigo viviendo, quiero ser el filtro de la música para vibrar en materia, ser humano.

 

" Toccare" 80x118 cm (4 amates réunis, 40x60 cm), acrylique sur amate, 2017



Por estas fechas empieza

a sentirse el año

de irse, de llegar, de sentir,

de vivir y sufrir

Y ahora, está todo plano

sin irse de aquí, ni llegar, ni sentir...

pero sigue el vivir...

pero sufrir...

ya no tanto.


Ayer sentí la compleja emoción

de la contingencia de ser...

De ser qué?

No lo entiendo aún...

No me respondí al respecto.

El silencio no me respondió, de hecho.


Me hice un café

pienso en los instantes

que tenîa que dejarte

queriendo siempre

un poco mâs...

quedarme.


make action GIFs like this at MakeaGif

Una persona y 1000 personas...

1000 personas pueden unirse para salvar a una persona

Una persona puede unir a 1000 personas



 Al contrario de lo que a veces pienso,

este día me parece concreto.

Porque el tiempo de hoy fue repartido

en cuatro elementos,

Labor, Cultura, Arte, reflexión…

 

Labor

Controlar la rutina,

dejar que escape la experiencia

y prevenir la fatiga.

Cultivar la mente mientras

haces discreto la mecánica,

trabajar

 

Cultura

Buscar la manera de hacer brillar mis sueños,

mis proyectos, la gente siente que son suyos,

pues fueron procreados para que puedan

germinar en ellos

y de ellos crear un sueño

 

Arte

Pintar, el silencio,

la compañía creativa.

Escuchar las ideas,

deslizar el pincel cargado 

de imágenes, existencias,

estrellas

 

Reflexión

El amor es una vitalidad

que se conjuga a dos.

El cuerpo animal quiere darse a probar,

pero la mente empapada de moral,

hace que los nervios nos hagan llorar,

pedir, rogar, dañar... olvidar y ser

del espejo de la piel olvidado...

 

Amar para mí es sentir,

sentir el cuerpo entero,

el alma es real: toca mi pecho.

 

Este día, agradable, completo,

sin pretender más que ayer,

ni esperar un mañana excelso...

 

Simplemente contento.


El silencio…

desde hace semanas quiero

hacerlo por completo,

seguro, con el corazón claro

y sincero: de otra manera vivir

 

Quiero silencio...

como ahora que escribo,

quiero decirme algo,

intuirlo y sentirlo.

 

Estar en mi casa y escuchar

mí cuerpo que, de la música,

se apodera… deliberaciones del día,

colores, besos, sueños, temores,

dientes que caen….

todo así se pondera

 

Y el silencio susurra.

Deduzco que es un malestar,

como un acúfeno perdido en mi pensar…

pero no estalla, varado quiere estar

 

En mi cuerpo existe el paréntesis

de la introspección,

soy geología íntima: escavar el ideal,

extraer el mineral de mis voces negras,

la luz en pepitas, subir y purificar la reflexión

 

Todo me sorprende cuando

quiero escucharme decir, “deja que brote” …

Cierro los ojos y vuelo,

vuelo y logro meterme a mi mente

y darme, darme al silencio,

como dote.


Soñé que me hablabas

y que en mi brazo,

en la calle, tomabas.

 

Desperté tratando

de armar lo que la

noche en mi mente

había dejado...

 

El amor es compañ´ía,

es fundir el tiempo

y las pláticas en torno

a la rutina: el sexo, paseos,

apéros, proyectos y noticias

de tus amigos y la familia...

 

Te mando un beso sincero

pues en el sueño

amé tu compañía

y en este día siento

tus labios dentrás de

mi vida...


Dentro de mí quiero decir,

 decirte un verso claro que te alcance

a donde tu destindo te ha llavado a vivir,

lejos de lo que fui,

de lo que sentimos sin percance.

Escenograficamente me dormí

buscando en tus palabras,

 en tus manos y miradas,

 la clave de este día

 que en tu recuerdo

 me nace.


Leí este verano un libro,

un libro que fue regalo,

un regalo que es mi testamento,

que es mi presencia material

entre sus manos

durante unos momentos.

 

De ese libro una frase,

"Porque la experiencia me mostraba

que la música compone los ánimos

descompuestos y alivia los trabajos

que nacen del espíritu”.

Es de Cervantes.

 

Leía en esas líneas varias

ideas que me ayudaron

escribir las mías,

pero también leía en tus ojos

que dejaste

por placer

por trabajo en tus lecturas...

 

Te agradecí citando tu libro

y citando la cita que me hizo

pensar en mi escrito y

sentir tus ojos mientras leía

lo que fue en tu libro.


Mira, deja de lado tu distancia... dame tu mano.

Deja ir tu postura mineral, deja que hable tu cuerpo... Eres música y ritmo, ternura, que más puedo decir si así viví de manera fugaz entre tus cabellos y tus muslos.

Este d´ía fue bueno... trabajé sin saber que trabajaba porque aprendí algo nuevo... Este día fue un día pleno... pinté queriendo contar una historia y creo que lo estoy logrando.

Este día fue también su noche... que disfruté al pensar que me siento bueno, fresco... esperando. Me estoy tocando el corazón... y si el tuyo siente un eco, si late el tuyo más que de costumbre, d´´ejalo palpitar así, pues se está conmigo comunicando.

...Escucha esto, es mejor así resumir mis comentarios.



Tanta gente que se siente bien a mi lado

y yo apenas logro sentirme bien,

aunque sea

un rato.

 

Me siento extraviado,

desde mi regreso mexicano...

 

Aquí, cierto, los amigos y la gente,

  ama de mí algo que les hace bien,

casi todo el rato,

casi a diario.

 

Me siento frío y solitario,

porque aún no tengo un beso,

un beso que me llene el pulmón

de nuevos cantos.

 

Escribir desde hace meses

es como querer limpiar

un espejo empañado...

 

Con palabras escritas les digo cosas

que aún no sé decirles

de frente...

quizás es mejor así

porque cuando hablo

complico más a las personas,

no lo sé,

pero ustedes me lo dicen

pues lo han averiguado.

 

He tenido días en que quiero

dormir, dormir

y no saber si voy a regresar

para seguir de pie,

soñando...

 

En donde estés,

te quise,

te amo,

te quiero...

disculpa mis palabras

que no leerás

y que yo escribo

a diario,

en vano.


Je suis sincère

chaque nuit

je rêve, je rêve

de plus revenir

à imaginer

si je suis là,

ou si je suis

comme avant,

avec toi.


Creo entender 

lo que es pensar el tiempo:

La perspectiva entre

una corazonada,

la sed de una chispa

acariciar la idea

en su momento....

 

La biología que ama,

el sueño de estar despierto

y soñar que vuelo

hacia atrás,

pero no hacia el futuro

incierto.

 

Dejar que algo me llame

y saberle responder

con buenos argumentos,

con abrazo, un beso...

uno que haga pausa

en el tiempo.


Una corazonada

en mi corazón

la música, la poesía

la pintura,

son mis armas...

 

Besarte es el pretexto

para repetir

la corazonada.


Pensé y no dejé de hacerlo

esta mañana me aferré

en los poemas

que me dan vuelo

 

Escribí, escribí

cientos de versos,

mirando el aire detenido

congelado, quieto

 

Para calentarme, a menos

3 grados, pensé

en las piernas,

en los pechos,

un el olor a cabellos

aún no despiertos...


Poesía triste

y melancólica,

 

palabras de recuerdo,

fantasmas...

 

Ya me cansé de escribirlas...

 

Pensar es bello,

sentir lo que sentí,

contigo... suspiro,

tiernos momentos.

 

Entonces, ya no escribir

queriendo sentir

lo que no tengo.

 

Pierdo mi tiempo.

 

Eso pensé mientras

en el camino

miré los rayos del sol;

el frío no pudo con ellos.

 

Tengo meses

sino años,

para entender

lo que ahora siento...

 

Quien quiera de mí

que se manifieste:

mis labios serán

tibios y tersos

en tu vientre bajo,

alrededor de tus senos...

 

Estoy pensando

en cómo pintar

mi fuero interno...

 

Tengo deseos...


Quiero decirte que

tus ojos me bastan

para sentirme en calor,

a pesar del invierno...

 

Quiero solamente

pensar en ellos

 

Porque quiero dormir

con ellos...


Depués de la ducha

miré mi cuerpo,

el espejo empañado:

unas canas lindas

en mi pecho...

contemplé mis labios

y mis brazos lentos.

 

Tengo sed

de tus p´´arpados

 

Cuántas veces

alcancé tu aurora

y como Sísifo,

repetía el deseo

de besarte toda,

desde el incio

 

Esperé tu recuerdo

en vano. Mis ojos

mojados.


Los colores en mi vida,
me susurran, acarician,
me dan besos francos
sin que yo se los pida.

 

En tus ojos, mujer,

batallo para no

dejarme caer...

 

Me quiero llenar

con ellos: los colores

son el amor, la vida

y tus ojos el presente.

 

 


Los estoy mirando a todos

con mis ojos de antaño:

amor, dolor, sentir algo...

resumo así este año

 

Aprendí que mis manos

además de pintar, trabajar

y escribir... saben acariciar

con amor los cuerpos diáfanos

 

Estoy mirando y el dolor que sentí

se está borrando.

Solamente quiero ser un sentir,

entre párpados.


Me tomé dos días para ir a ver. Para sentir, también para contemplar.

 

Ver la obra de Tamayo, Siqueiros, Dr. Atl… Rivera, Carrington… pero mi corazón se lo quedó Nahui Olin… por sus ojos, por sus versos, por su tiempo liberado en el arte y el verbo. Noche de amigos, de gente que sin que te des cuenta, te quiere…

 

Y la contemplación casi clínica de una capital-mundo como París. Sentía la presencia de la gente, las miradas perpendiculares y negras, el pavoneo de sentirse siempre la única mujer o el único hombre en el vagón del Metro, en la calle… en los museos.

 

Pompidou me curó por 4 horas… me dejé aconsejar por los artistas contemporáneos de los artistas arriba mencionados. Encontré un diálogo entre ellos, entre sus corrientes y posiciones artísticas, sensibilidad o faramañas conceptuales…

 

Dejé algo en París… me hice la promesa de estar bien, adentro, sentir siempre esa pulcra sensación de captar el mundo en mi piel, en mis ojos, con mis sentidos…  me hice la promesa de catapultarme hacia el terciopelo del instinto.

 

Hoy viví el cotidiano proletario de 10 horas de trabajo… mi cuerpo está cansado, pero entre cajas, compras, facturas, gritos y descontentos… me veía Kandisky, me sobaba la espalda Magritte, cuando tenía sed era Nahui Olin que me hacía beberla en sus ojos… Rivera era el sol, el aire Braque… la sangre de mis venas, los óleos de Tamayo.

 

Quiero compartirlo contigo, con todo mi cuerpo y con este corazón de trompo que me hace escribir esto.

 


Dos pasos y salta hacia el instante…

 

Si aterrizas en presente, sonríe, gime y hacia el aire vuélvete.

 

 

 

De esta placenta de luz, rasga su horizonte…

Si estallas en mi mente, relájate, casi a punto llegas a amarte.