**Actos Intemporales

Desde mis ojos, la luz de los tuyos,

en órbita para irse quemando

lento,

quizás juntos

 

Parafraseando tu mirada

agradezco el verte

de nuevo

y esa luz tuya,

pulcra y encantada

 

Tocarte es un deseo

un querer obstinado...

pienso esto mientras

escucho tu nombre

en el Canto Ostinato

 

Gracias,

de nuevo pude verte,

desde mis ojos sin miedos...



Esperar para verte...

y al verte, tú no lo sabes:

presentimientos

escondidos...

y de nuevo despertar

 

Imagina mi momento

si puedes imaginar:

el verte, un instante,

lograste borrar mi

soledad

 

Es un placer saberte bella

con gracias, magia, salud

y en tu vida nueva,

el amor y el bienestar

 

De corazón te digo

que trato de continuar

pero mi interior está vacio,

creo que te di todo,

sin pensar

 

La soledad no me incomoda

ni saber que de amor,

mí corazón aún demora...

ahora vivo andando

y de la primavera

estoy esperando

una luz que respirar

 

No sabes que placer

siento al escribirte,

porque tengo siempre

la admiración

de intuirte

en la armonía

y rumbo a la paz

 

Te beso siempre...


Privilegio, esa palabra me baila en el cuerpo...

Sentir al otro es una vasto sentimiento de calor...

Ayer con ellos y con ellas... en la madrugada, una estrella

Y es la mañana la bruma que limpia el interior...

El universo está conjungando mis momentos,

yo me dejo barajear...


' Cuatro flores:

dos sin hojas,

una con espinas,

la última negra...

 

Fue el sueño

de una amiga.

Noche triste,

sueño imposible, sin amor,

el cuerpo no vive...

 

Despertar,

poco sentir,

el corazón hueco,

sin latir...

 

Pero pintar,

conlleva a

dar algo,

intuir.


Estaba escondido desde el verano pasado. Pensé que lo había terminado, pero no. El cuadro, el último que pinté antes de perderme yo y mi corazón. Hoy salió de su escondite; lo miré, trabajé, lo cambié para que fuera más presente que pasado. Quizás lo logré. Me fui a caminar, ver el horizonte. En el Quai, miré el reflejo de mi cuadro, la luz que fallecía. Mientras miraba, amé imaginarme en unos brazos.


Días irregulares...

ayudar a los amigos,

reunión cultural,

cenar un buen platillo

y en mi casa desgustar

un buen tinto;

después me pongo a escribir

lo que repica en mi pecho

a veces es nostalgia

a veces deseo

 

Mi mente hace de tu nombre

un cuerpo entero

 

Me quedé pensando en el cuerpo...

en el tuyo, pues es evidente

que hace parte de una parcela neuronal

de mi mente...

 

A veces te miro, en mi pecho...


En el regreso, depués de estar con mis amigos, pensé en los caminos a tomar en el futuro próximo. Estoy aquí de momento, sin más que hacer sino estar.

Estar con quién, estar en dónde...?

Como pregunté a mis amigos, "Qué es un cuerpo?", respuestas nobles y diversas... mi cuerpo es memoria.

Perdí de vista a mucha gente que importa en mi vida... no era el cuerpo, era ella... energía.

Estamos de acuerdo en que el presente se mira sin ti.

Vivir solo me resta.

 



Dar el silencio para esperar la réplica

del eco

Darse al silencio y esperar una voz

que venga a decirme

"calma"

Imaginación épica,

de verse conformado

por música, colores, voces y letras...

He perdido existencias,

He emprendido b´´usquedas;

el silencio me aclama,

y yo le replico

que venga a decirme

"calma".


La Música es un sentido general, un tocar sublime...

Lo invisible es real, la confusión del cosmos hecha notas, cantos, intentos de sonoridad... Escuchar la Música hace viajar: a la niñez, a la edad del beso adolecente, a la madre que crea vida, al padre que suspira a la tierra... y yo a tus besos.

La Música nos toca más que cualquier cosa... es energía, es una fulminante cabalgata de átomos, cantos, rezos, súplicas. Quería buscar un título a lo que hago... Pensé en la Nota músical, pero me sentí limitado. Me acordé de Diderot y el "Tocar" como único sentido completo del humano.

En las redes perdidas de esta noche encontré a Handel (Dixit Dominus/El Señor dice...) y en 4 minutos me volví pagano, la piel volaba... el canto judio perdido en el desierto, el tiempo donde nada era frontera y todo mágico.

Si sigo viviendo, quiero ser el filtro de la música para vibrar en materia, ser humano.

 

" Toccare" 80x118 cm (4 amates réunis, 40x60 cm), acrylique sur amate, 2017



Por estas fechas empieza

a sentirse el año

de irse, de llegar, de sentir,

de vivir y sufrir

Y ahora, está todo plano

sin irse de aquí, ni llegar, ni sentir...

pero sigue el vivir...

pero sufrir...

ya no tanto.


Ayer sentí la compleja emoción

de la contingencia de ser...

De ser qué?

No lo entiendo aún...

No me respondí al respecto.

El silencio no me respondió, de hecho.


 

 

 

 

 

 

 

 

Se está desarrollando un conjuro en la química de mi cuerpo.

A dónde voy si dejo que todo lo que me determine se ponga en marcha,

los plenos poderes, irse de aquí y perder el rostro, la calma?

Espero el placer, ya no la pasión (me daña).


Me hice un café

pienso en los instantes

que tenîa que dejarte

queriendo siempre

un poco mâs...

quedarme.


make action GIFs like this at MakeaGif

Una persona y 1000 personas...

1000 personas pueden unirse para salvar a una persona

Una persona puede unir a 1000 personas



 Al contrario de lo que a veces pienso,

este día me parece concreto.

Porque el tiempo de hoy fue repartido

en cuatro elementos,

Labor, Cultura, Arte, reflexión…

 

Labor

Controlar la rutina,

dejar que escape la experiencia

y prevenir la fatiga.

Cultivar la mente mientras

haces discreto la mecánica,

trabajar

 

Cultura

Buscar la manera de hacer brillar mis sueños,

mis proyectos, la gente siente que son suyos,

pues fueron procreados para que puedan

germinar en ellos

y de ellos crear un sueño

 

Arte

Pintar, el silencio,

la compañía creativa.

Escuchar las ideas,

deslizar el pincel cargado 

de imágenes, existencias,

estrellas

 

Reflexión

El amor es una vitalidad

que se conjuga a dos.

El cuerpo animal quiere darse a probar,

pero la mente empapada de moral,

hace que los nervios nos hagan llorar,

pedir, rogar, dañar... olvidar y ser

del espejo de la piel olvidado...

 

Amar para mí es sentir,

sentir el cuerpo entero,

el alma es real: toca mi pecho.

 

Este día, agradable, completo,

sin pretender más que ayer,

ni esperar un mañana excelso...

 

Simplemente contento.


El silencio…

desde hace semanas quiero

hacerlo por completo,

seguro, con el corazón claro

y sincero: de otra manera vivir

 

Quiero silencio...

como ahora que escribo,

quiero decirme algo,

intuirlo y sentirlo.

 

Estar en mi casa y escuchar

mí cuerpo que, de la música,

se apodera… deliberaciones del día,

colores, besos, sueños, temores,

dientes que caen….

todo así se pondera

 

Y el silencio susurra.

Deduzco que es un malestar,

como un acúfeno perdido en mi pensar…

pero no estalla, varado quiere estar

 

En mi cuerpo existe el paréntesis

de la introspección,

soy geología íntima: escavar el ideal,

extraer el mineral de mis voces negras,

la luz en pepitas, subir y purificar la reflexión

 

Todo me sorprende cuando

quiero escucharme decir, “deja que brote” …

Cierro los ojos y vuelo,

vuelo y logro meterme a mi mente

y darme, darme al silencio,

como dote.


Soñé que me hablabas

y que en mi brazo,

en la calle, tomabas.

 

Desperté tratando

de armar lo que la

noche en mi mente

había dejado...

 

El amor es compañ´ía,

es fundir el tiempo

y las pláticas en torno

a la rutina: el sexo, paseos,

apéros, proyectos y noticias

de tus amigos y la familia...

 

Te mando un beso sincero

pues en el sueño

amé tu compañía

y en este día siento

tus labios dentrás de

mi vida...


Dentro de mí quiero decir,

 decirte un verso claro que te alcance

a donde tu destindo te ha llavado a vivir,

lejos de lo que fui,

de lo que sentimos sin percance.

Escenograficamente me dormí

buscando en tus palabras,

 en tus manos y miradas,

 la clave de este día

 que en tu recuerdo

 me nace.


Leí este verano un libro,

un libro que fue regalo,

un regalo que es mi testamento,

que es mi presencia material

entre sus manos

durante unos momentos.

 

De ese libro una frase,

"Porque la experiencia me mostraba

que la música compone los ánimos

descompuestos y alivia los trabajos

que nacen del espíritu”.

Es de Cervantes.

 

Leía en esas líneas varias

ideas que me ayudaron

escribir las mías,

pero también leía en tus ojos

que dejaste

por placer

por trabajo en tus lecturas...

 

Te agradecí citando tu libro

y citando la cita que me hizo

pensar en mi escrito y

sentir tus ojos mientras leía

lo que fue en tu libro.


Mira, deja de lado tu distancia... dame tu mano.

Deja ir tu postura mineral, deja que hable tu cuerpo... Eres música y ritmo, ternura, que más puedo decir si así viví de manera fugaz entre tus cabellos y tus muslos.

Este d´ía fue bueno... trabajé sin saber que trabajaba porque aprendí algo nuevo... Este día fue un día pleno... pinté queriendo contar una historia y creo que lo estoy logrando.

Este día fue también su noche... que disfruté al pensar que me siento bueno, fresco... esperando. Me estoy tocando el corazón... y si el tuyo siente un eco, si late el tuyo más que de costumbre, d´´ejalo palpitar así, pues se está conmigo comunicando.

...Escucha esto, es mejor así resumir mis comentarios.



Despierto, por fin, un café... sin sonreír

En el tranvía, lectura, suspiros, frío

En el trabajo solamente amo algo:

escuchar a la ciencia, la Philosophie et

pouvoir réfléchir

 

Comí.

 

De regreso en bici, sonreí...

Pintar, citas de trabajo, arte, compartir, soñar...

Esta noche llego al fin, a descansar y por fin

a querer soñar que mañana

será algo nuevo a dibujar

y vivir.

Tanta gente que se siente bien a mi lado

y yo apenas logro sentirme bien,

aunque sea

un rato.

 

Me siento extraviado,

desde mi regreso mexicano...

 

Aquí, cierto, los amigos y la gente,

  ama de mí algo que les hace bien,

casi todo el rato,

casi a diario.

 

Me siento frío y solitario,

porque aún no tengo un beso,

un beso que me llene el pulmón

de nuevos cantos.

 

Escribir desde hace meses

es como querer limpiar

un espejo empañado...

 

Con palabras escritas les digo cosas

que aún no sé decirles

de frente...

quizás es mejor así

porque cuando hablo

complico más a las personas,

no lo sé,

pero ustedes me lo dicen

pues lo han averiguado.

 

He tenido días en que quiero

dormir, dormir

y no saber si voy a regresar

para seguir de pie,

soñando...

 

En donde estés,

te quise,

te amo,

te quiero...

disculpa mis palabras

que no leerás

y que yo escribo

a diario,

en vano.


Je suis sincère

chaque nuit

je rêve, je rêve

de plus revenir

à imaginer

si je suis là,

ou si je suis

comme avant,

avec toi.


Creo entender 

lo que es pensar el tiempo:

La perspectiva entre

una corazonada,

la sed de una chispa

acariciar la idea

en su momento....

 

La biología que ama,

el sueño de estar despierto

y soñar que vuelo

hacia atrás,

pero no hacia el futuro

incierto.

 

Dejar que algo me llame

y saberle responder

con buenos argumentos,

con abrazo, un beso...

uno que haga pausa

en el tiempo.


Una corazonada

en mi corazón

la música, la poesía

la pintura,

son mis armas...

 

Besarte es el pretexto

para repetir

la corazonada.


Pensé y no dejé de hacerlo

esta mañana me aferré

en los poemas

que me dan vuelo

 

Escribí, escribí

cientos de versos,

mirando el aire detenido

congelado, quieto

 

Para calentarme, a menos

3 grados, pensé

en las piernas,

en los pechos,

un el olor a cabellos

aún no despiertos...


Poesía triste

y melancólica,

 

palabras de recuerdo,

fantasmas...

 

Ya me cansé de escribirlas...

 

Pensar es bello,

sentir lo que sentí,

contigo... suspiro,

tiernos momentos.

 

Entonces, ya no escribir

queriendo sentir

lo que no tengo.

 

Pierdo mi tiempo.

 

Eso pensé mientras

en el camino

miré los rayos del sol;

el frío no pudo con ellos.

 

Tengo meses

sino años,

para entender

lo que ahora siento...

 

Quien quiera de mí

que se manifieste:

mis labios serán

tibios y tersos

en tu vientre bajo,

alrededor de tus senos...

 

Estoy pensando

en cómo pintar

mi fuero interno...

 

Tengo deseos...


Quiero decirte que

tus ojos me bastan

para sentirme en calor,

a pesar del invierno...

 

Quiero solamente

pensar en ellos

 

Porque quiero dormir

con ellos...


Depués de la ducha

miré mi cuerpo,

el espejo empañado:

unas canas lindas

en mi pecho...

contemplé mis labios

y mis brazos lentos.

 

Tengo sed

de tus p´´arpados

 

Cuántas veces

alcancé tu aurora

y como Sísifo,

repetía el deseo

de besarte toda,

desde el incio

 

Esperé tu recuerdo

en vano. Mis ojos

mojados.


Si pudiera,

me iría de aquí...

buscar un abrazo,

un café matinal,

tu mano en mi mano...

 

Despertarme mirando tus ojos

tus ojos que quiero tanto,

que aûn los miro

sin mirarlos...

 

Si pudiera me morirîa  besando  tus labios... un dîa cercano.



No tengo sueño... o no tengo sueños...

es igual.

Me desperté pensando en tu pasado,

que creo que no deja de ser mi presente...

El sabor de mi vida en esta noche,

es sal y frío...

Me falta amar o me faltó amor, de todas

formas me siento en una variante de

soledad invernal.

El año pasado perdí dos seres divinos..

y algo de mí se fue en ellas.

 

Debí haberme quedado quieto,

pero me moví... y ahora

busco su pelo,

busco su piel,

busco su sonrisa y sus manos

de terciopelo... Lekker.

 

Despierto sedado, sin sed,

sin abrazos...

No he regresado de ello, es igual.

 

Esta madrugada solamente quiero escribir

por escribir...

o describir mi latir, que es lento.

 

Espero que el sueño me atrape,

o que me vuelva a poner soñar

en un momento dado,

en tu lecho...

 

Es que... sinceramente te lo comparto,

un amor grande es poder sonreirte

en silencio, mientras duermes

sobre mi pecho.

 

Regresé de México lleno de energía...

y eso al menos me cobija.

 

Pero...

 


Los colores en mi vida,
me susurran, acarician,
me dan besos francos
sin que yo se los pida.

 

En tus ojos, mujer,

batallo para no

dejarme caer...

 

Me quiero llenar

con ellos: los colores

son el amor, la vida

y tus ojos el presente.

 

 


Aprendí en estos días

un algo casi imperceptible,

al caminar en la ciudad,

tracé así lo que sigue...

 

Vivir y crear,

creer en la gente

que me sirve

que sirvo,

como energía vital

un amigo, una amiga...

me es bello y simple.

 

Olvidar el dolor recibido,

pero no el que hice...

 

Estar en mi ciudad,

amar lo imprevisible,

unos ojos... un rugir,

un tal vez inverosímil

 

Regresaré al frío,

pero no mi cuerpo:

él sabe que el amor

resiste...

 

Solamente el aura

voraz de sonreír,

las manos que buscan

crear, las manos que

te van a acariciar...

 

Empiezo el año

sonriendo,

latiendo,

ya no estoy

triste.


Quedarme contigo

como esta mañana,

intentar desatarme

del embrujo suave

de tu almohada...

 

Preparar un café,

cocinar algo bueno,

escuchar la cumbia

mientras espero

tu llamada...

 

Recuerdo haber vivido

algo lindo,

pues mí coraz´ón

latía más

que mi vida...

 

Estoy,

de tu piel y espalda,

agradecido.

 

México me dice cosas

que aún no logro entender,

por ahora...

pero mí cuerpo

las entiende,

sonrío de la nada.

 

Ésta mañana vuelan

de la mano,

sentir, reflexiones,

deseos...

 

Amar es mi fe.

 

 


EL CUERPO TIENE MEMORIA

ACUÈRDATE SIEMPRE

DE MÌ

CUANDO SIENTAS

EN TU ESPALDA

EL BESO QUE TE DI

 

MÈXICO ME LIMPIA

CON SU LUZ Y SU PODER

MI CUERPO ESTÀ RECITANDO

LOS BESOS QUE POR AMOR

SIEMPRE DI

 

AHORA ME BESO

Y ESPERO LENTO

EN MI PECHO

SER FELIZ.

 


Esta tarde, una mujer,

ojos de primavera crujiente,

entre luz, miel y ambar,

su piel me hace recordar

algo vivido

ardiente.

 

Sonrisas, palabras, despedidas,

sencillamente bella.

Tu edad no importa...

Todo es paz mientras

besas.


Los estoy mirando a todos

con mis ojos de antaño:

amor, dolor, sentir algo...

resumo así este año

 

Aprendí que mis manos

además de pintar, trabajar

y escribir... saben acariciar

con amor los cuerpos diáfanos

 

Estoy mirando y el dolor que sentí

se está borrando.

Solamente quiero ser un sentir,

entre párpados.


El viaje lo empezamos juntos,

pero al final, nuestros destinos

tomaron otros vuelos,

iniciaron otros caminos.

 

Mientras viajé, mi mente iba

en reversa, hacia inicios

del año.

Mi corazón estaba contigo,

luego un otro corazón hizo

ruido, mi ser se empañó.

 

En el otro viaje, miré el cielo,

la geografía de mi sentir

me hizo una perspectiva...

mientras siga de viaje,

pensaré en las bondades

de existir discreto, en mi cuerpo

sonreír a mi vida.


Esta mañana me involucré

en pensar lo que soñé,

durante el café concluí que

es bueno dejarte ir.

 

En el sueño te vi rodeada

de caballeros, pero a ninguno

de ellos podías tú hacer sentir...

Quizás porqué no sabes cómo

vivir en paz con ello.

 

Esta mañana terminé mi café

dibujando mi sentir:

eres una gran mujer, tienes

fierro en tus venas,

tienes la mirada pura,

el latir de una selva,

eres guerrera, intelectualmente

completa, además de saber

cómo quieres vivir.

Eres la artista que vive

en su obra, su existir.

Y yo no aporto nada nuevo

a tu mundo sino el placer

de haber sido una sonrisa

en tus muslos... un bonito deseo.

 

Esta mañana preparé un poco

mis pendientes,

antes de irme a mi país.

Una última exposición, los últimos

abrazos de gente que me ama,

los últimos tragos de vino,

las risas, las miradas y el deseo

de siempre estar en la buena onda...

Hacer placer, mí filosofía, mí obra.

 

Esta mañana escribí todo esto.

 

Estando allá en México espero poder

combatir mis pensamientos,

los que no me dejan ser concreto;

cargar mi corazón, respirar

el silencio,

chupar la savía de lo nuevo...

quemarme en la incógnita

de no ser más que un peatón

sonriendo.

 

Hasta pronto, hasta luego.


´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´´No puedo esccribir....

no hay poesía en mis dedos...

Te vi reír, mirando las obras

de la expo...

Tienes la mirada dura

y los labios secos.

Mientras que tú me recriminabas,

yo lograba cartografiar tu cara,

definir tu tiempo: el invierno.

Quizás falta decirme adios

para que tu vuelo sea pleno.

Dime adios, dime algo...

pues sé que dentro de tu

coraz´ón, hay una pequeña gota

de suspiros, de frescos momentos.


Est´á enfrente la ´última pintura,

en mi mano una copa de Chinon,

para mis oídos busqué música clásica...

pero mejor puse un dulce danzón.

 

En estos días son perspectiva,

me saboreo en mis dudas,

a veces dejo caer una palabra,

mí lengua expulsa una espina,

el eco timbra los nombres,

en mi alma rayaduras.

 

Poco a poco regresa a mi cuerpo

la sonrisa... la misma que te di

este viernes, pero tenías prisa...

la casa, los deberes, la fatiga,

pero quizás era la prisa de no

querer verme.

El amor es lo más intenso que tenemos en la vida.

 

En el amor, tienes los elementos necesarios para apreciar la existencia

de tu rutina.

 

Amar te hace termómetro, huracán, cuchillo o ave en vuelo;

amar es atravesar el mundo sin miedo, sereno, contento,

sonriendo.

 

Amar es una ecuación horizontal con tu tiempo, una respiración profunda,

vamos… la ocasión de tocar el cosmos, en tus labio,

tus pechos, dos lunas.

 

La reflexión de nuestras edades,

los hijos que engendramos

y que crecen buenos;

la reflexión de nuestras sensibilidades,

los hijos que no existen

y que creemos que nosotros

somos buenos.

 

Amar la mañana en cantos,

con parpadeos.

 

Amarte desde el confín de mis dedos,

condenados a moverse siempre,

como cuando estaban en safari,

en la selva de tus cabellos.

 

Amar a la vida a través de tus ojos negros.

 

Amarse al saberse contemporáneo de tu risa,

de tu mal humor, de tus desvelos…

y jamás existirá un café más rico,

sino el que haces pensando que dará

paz y fuerza, a tus preocupaciones…

amar es un consuelo.

 

Amar la desfragmentación del día en medio día y noche,

mirando las nubes o las aves que rajan mi visón con sus prisas.

 

Amar la mano que acaricia en las noches tus caderas…

y tú sabes que eso, a pesar de yo escriba y que tú no lo leás,

será tu herencia cuando

muera tu recuerdo.

 

Para amar necesitas tener fuego en tu pecho… fuego…

 

Y eso es lo que yo no tengo.

 

Llevo días buscando una vela

que prenda la mecha de mi cuerpo.

 

Mis ojos atestan lo que mi cuerpo hace sentir al amor que tiembla;

en el “alcohol” camufleo el tinte carmín de mis ojos.

Porque no sabes si, por causalidad, te cruzas a alguien conocido…

alguien que te materialice en su recuerdo.

 

Amar es lo más intenso.

 

Deseo que lo vivas en paz, que te nutra, cobije,

te inspire a vivir, porque para ellos está hecho.

 

Sigo camuflando mis ojos en carmín.

 

Sigo esperando que se seque la sombra de tus abrazos.

 

Amar es volver siempre a vivir;

el tiempo dirá si amaste bien

o fuiste bien amado.

 

Y yo… sé que hice bien uno de ellos.


Esta mañana, escuché Saramago

 - - -

Esta mañana recibí de una chica un halago... "gentil", sí.. quizás

- - -

En la misma mañana, pensé en una pasado...

pasado que hace mal

por el miedo ajeno de vivir libre

sin temor al que dirán... pero,

eso ya no está en mis manos

- - -

Al salir del trabajo, me concentré en el sol, miré alto...

somos seres que nos queremos cruzar, pero en los iPhone

- - -

Lavar, limpiar, un poquito pintar... pintar un nuevo cuadro

en gris, es blanco... un balance del año

- - - -

Por la noche ver amigos,

beber y charlar de política

de eventos latinos

de personas lindas...

poder viajar y re´ír,

disfrutar del nuevo año

- - -

Cenar solo... 

y pensar en las voces que

quizás me decían "te quiero"

pero eso ya no está en mis manos

- - -

Olvidarme de todos

y ponerme a escribir de noche:

de día pienso en palabras,

tal como quien piensa en su cuenta de banco;

Olvidarme de quién soy

y pintar de día: los colores me comentan

sus sueños, sus alegrías

- - -

Sí... viví este día como una semejanza

de hacer lo que que amo,

sin que amar no pueda,

pero eso no esta en mis manos...

en mis manos tengo letras sin título

pintura sin academía...

y sin embargo

ahí respira el instinto.

 

-Nostálgico al despertar. Ahora sonrío al final.

 

Buenas noches lector apócrifo,

te deseo que un beso pequeño,

y en tu noche,

sueñes tu paz.


Dime, poesía, si escribo esto

no es desnunar mi cerebro

mientra cobijo mi anhelo...?

 

Te encuentro en las miradas,

en los rincones del día,

pienso que la vida es metáfora

y nosotros hipocresía...

 

Hoy abracé a dos amigas,

ayudé a un amigo...

recogí mis cuadros no vendidos

y me senté a tomar vino... y pensar

 

Extraño la monogamía...

tus palabras al final del día,

"quieres pan"... "pásame la

tortilla", "bésame más"...

 

Dime poesía... si siento lo que siento

no es vestirme como un tonto,

mientras toda la gente afuera,

la vida entera,

viven desnudos..?


Una ardilla, de un árbol a otro, baja y subía… Todo esto pasó en medio de las vías; el tranvía lleno… el sol a punto de sonreír… casi es medio día.

 

En la ciudad, me enteré que algo de ti me movía… no logro entender por qué aun siento esto… Si no fue amor… ¿es agonía?

 

 

Este año de contrastes, de cambios y rupturas emocionales, me llevará al final a mi ciudad nativa… ¿No sé qué pasará, no sé qué advendrá?

 

Si quizás vuelva a amar, es probable recuerde éste día: la ardilla y su riesgo, el presentimiento de tu aroma en la ciudad…

Morirme de amor y volverme a enamorar.

 


Una tarde de pintura y amistad

la noche, figuras tristes...

la noche, bebidas y ansiedad


Despertar, irse,

trabajar

pensar poco...

laborar

Regresar, un café,

arte, cultura... México...

 

Pensar...

 

Sentir...

 

Sentir mi corazón

como marmol

Sentir que me quemé

y no tengo más llanto

 

Me puse a escribir

porque no sé cómo

volver a latir...

 

Si vuelvo a amar

me acordaré

de mí.


No mesuré el tiempo que me llevó mirarla, hasta que mis ojos se volvieron buenos...

 

Una tela, una vida en meses consumado, dentro de una vida lenta... ya es pasado.

 

Olvidé que buscaba ideas para exponer y dialogar... me quedé pensando en lo que viví al pintar... mis manos eran tus labios.

 

Los colores fueron un poco de sangre,

un poco de llanto, fui un sincero artesano...

 

Del lienzo, sales galopando con un corazón en tus manos. Sonrío a los restos de la obra, sonrío a tu recuerdo.

 

...Seguiré pintando.


Tuve dos reflexiones....

¿Te las platico?

 

La primera fue que vivimos en un mundo

donde la testosterona se hace mundial

y la violencia una costumbre,

algo extraño... sin novedad;

he vivido la violencia y

quizás he tenido que

contener la mía para

saber cómo no dar la réplica...

de él, los ojos de rabia

de ellas, sus ojos de sabia

La mujer hace mi diferencia.

 

La segunda es que la Cultura,

en práctica, salva y conforta...

Las bibliotecas tienen calefacción,

es el momento en que la gente sin

techo acude a las bibliotecas para

descansar... dormir... leer.

 

Descansa... buenas noches...


Antes de dormir,

ay´´udame a no soñar

ah´í está el terremoto...

me duele pensar

dame un beso,

dime au revoir...

 

Antes de acostarme

tu voz siento...

y sin embargo

estoy solo...

huelo tus labios

y sin embargo

estoy mudo y seco...

 

Antes de pintar,

antes de escribir,

antes de pensar...

amar es bueno, pero yo...

pero yo no puedo.

 

No puedo...


Regreso del trabajo...

accidente: amenazas

de él, los ojos de rabia

de ellas, sus ojos de sabia

algo anda mal...


Abrázame, profundo...

necesito motivos

volver a sentir que vuelo

sentir el aire

y el eco

de mis propios latidos


Él vino, llegó lento

sin más prisas

casi sin aliento...

Sus venas saturadas

de silencio... exigía algo,

a su cuerpo quieto...

 

Estar solo...

Estar solo ya no es un problema,

es una etapa, un momento.

 

Intenté escribir algunas cosas...

pero el alcohol llego primero,

que las palabras

y la prosa.

 

Ahora... no siento nada,

no me duele el pecho...

quizás porque esta mañana

entendí que ya no existo

en tu cuerpo.

 

El café me ilumina las palabras

la pintura me rasca la mano

mi apartamento está iluminado

y ya no siento miedo.

 

Él vino a decirme eso,

de amor no morí,

ahora tengo que vivir

para lo que llegue nuevo.


Estoy acostumbrado a escribir
porque así es.

Mientras lo hago

me multiplico

me crece un árbol

en las manos

y siento la sombra

de un otro ser.

 

Cuando pinto es distinto...

la sombra tiene un sonido

 y las formas salen libres,

de un libro perdido

de tu laberinto.


Después del accidente,

nada grave,

sigo entero...

Después del accidente,

me vine caminando

y me puse a sonreír

a quién de mí

quisiera verlo...

 

Los hombres me miraban raro...

Las mujeres, me decían algo..

en secreto.

 

Dime... ¿Te has sonreído hoy...?

Inténtalo mientras lees,

mientras cocinas,

mientras fumas

o tomas tu té...

 

Te aseguro que se hará

una costumbre.

 

Desde el exilio

te mando un abrazo.

te sonrío y te beso.

 


(mientras pedaleaba, de regreso a mi casa, meditaba…

y una idea me rozó el alma)

En México, en una terraza teñida de sol,

en una calle tranquila,

paralela al cielo,

respiraré y mis ojos

cerraré…

Diré mis secretos.

Entre ellos vendrán, seguro lo siento,

tu nombre…  

tu nombre que diré

dos veces…

Como cuando existía en tu vida

y tú sonrías…

"No debía de quererte… "

y sin embargo

morí haciéndolo.


12:06

Esta mañana, las campanas de Saint Saurin retumban.

Me hacen sentir en un pueblo

en donde los volcanes

son humeantes tazas de café…

miro a la ventana

y de pintura tengo sed.

 

 

Leí lo que escribí hace apenas unas horas…

qué iluso soy:

con palabras no puedes

a nadie hacer volver.

 

 

 

Por eso borro lo que escribo,

por eso pongo en mis manos

este divino acertijo:

de ti en mí,

algo tengo que construir,

tejer.

 

 

 

Esta tarde pintaré

para sentirme vivo.

 

 

 

Esta noche el alcohol velará

mi corazón

en nostálgico vilo.

 

 

 

Y esa luna inmensa que se avecina,

gigantesca dicen las profecías;

sabes, ella será mi madrina,

en su vientre blanco

me voy a venir

a perder.

 

 


Iré a verte, ir´´e a verte...

en mis manos tendré

un regalo, un poema,

un beso ardiente.

 

Esta tarde, una voz

encontré...

en sus palabras

mil amuletos:

 

"escucha tu cuerpo,

déjalo vibrar...

escucha el suyo,

penetra su aliento,

deja que huela tu pelo,

acaricia sus pechos...

y ella hará los mismo

en tu sexo,

besa y besa y besa,

hasta tener que repetirlo

todo esto,

sin miedo..."

 

Mi corazón está muerto,

pero no mis manos,

pero no mis palabras,

pero no mis trazos,

pero no mi cuerpo...

 

Iré a verte...

Y no te conozco

iré a verte...

Y no sé tu nombre

Y vertiré en ti,

cuando te encuentre,

todo lo que sé hacer sentir...

y este año aprendí

que es puro, bello

e inmenso.


Hace un año, en un bar.

 

Quizás comencé, sin saberlo

a vivir con mi cuerpo, una

historia... pensando en ti.

 

El diálogo, los ideales,

la estructura tuya,

abrieron sin saberlo,

este tierno sentir.

 

365 días después,

viví una historia,

misma que llegó

a su fin.

 

Aprendí nuevas latitudes,

distintos horizontes,

encontré en ti lo humano,

escuché de tus labios

nuevos cantos,

la energía femenina

vista desde tus ojos

negros y francos.

 

Me quedan, entonces,

lo que no se borró en

tu silencio... es decir,

las estructuras, los ideales,

ese tierno y sincero

sentir.

 

Gracias.

 

Viví este año,

con altos y bajos,

pero así me tocó

sentir tu existencia

en mi vida... y será,

te lo juro,

un très beau souvenir.


En estos momentos,

es cierto,

un abrazo me daría,

pienso,

más ventajas vitales

que pensamientos

negros...


Ayer no tuve poesía.

La pintura me besó,

en la noche,

como cuando

lo hacías.

 

Cuando eras tierna...

 

Ahora, quien quiera de mí,

que me tome,

que me bese

y que me beba…

 

Me quemé tanto

que no siento nada;

ignoro si soy ceniza,

esperanza

o tiniebla.


Hoy no tengo poesía,

no tengo palabras

ni metáforas…

me quedé sin centavos,

en mi alcancía

 

Tengo la suerte de vivir cálido,

en sus compañías…

Son ellas, sinceras, lindas,

inteligentes y finas…

 

Pero no logro amar...

no tengo la fuerza…

no tengo lo que te di a ti…

esa divina energía.


Tu sangre es solar,

te hace a ti una mujer

de hierro

 

Mi sangre es suave,

me hace actuar y vivir

tierno

 

Entre los dos,

una incóngnita:

un cielo de otoño...

cubierto.

 


Me dijo dos cosas...

El lado izquierdo está mal,

electricamente dañado,

quizás por quererte, con amor,

acariciar...

 

El lado derecho, prensado,

agotado por estos meses y

estos años... Basta...

En otro rubro hay que

trabajar...

 

Soy un electrón que vive

en la sospecha de sonrerír,

de suspirar. Soy libre.

Sin prisas, resignado:

volveré a amar.


No es testarudez, ni obsesión,

esbozarte en estas letras…

Sabes, creo que faltó un poco más

de tiempo,

un tantito más de inercia…

 

Ciertamente, infinidades de veces

son las que busco para hablarte…

pero mis palabras ya no son buenas…

están sin alas,

en mi lengua.

 

Habrá un día, uno,

en el que se vuelva a elevar

nuestra inocencia;

tú serás lo que ya laboras,

de mi parte

seguiré pintando…

y a veces escribiéndote a solas.


Regreso a mi casa, cansado

pero contento.

Te busqué entre tanta Catrina,

pero no hubo ninguna tan bella

y discreta como tú...

 

Te hubiera tomado de la mano,

sin soltarte, te cantaría unos boleros

por detrás de tus hombros.

Sin dejar de verte, mis ojos en ti,

estarían certeros.

 

Pero no... la Catrina morena

no estuvo presente.

Y este año lo sé, eres aún,

en huesos y mis sentimientos,

el presente...

 


01:45- - - > Borr´´e todo... No todo es bueno escribir,

nadie sabrá lo que quise expresar...

no todo es sano decir...

 

Ivan...

¿Para quien quieres tanto escribir?

No hay ojos que vean, ni sepan

nada... vacio es tu sentir.

 

Ya es madrugada... mi cuerpo está triste

Quiero, en serio, verte sonreír...

y yo, mientras tanto,

aprenderé dejar de escribirte,

aprenderé a latir, sin ti.


Mientras pintaba,

el sol me decía en la espalda:

“Agarra el carro, pasa por ella,

váyanse a un pueblo

o de plano a tomar una copa,

enfrente del mar,

sobre la arena…

Ya de noche, que se haga una hoguera…

para comer no se preocupen:

pónganse a contar las estrellas…

Y si el frío se impone,

no se asusten,

fúndanse al unísono

de la marea…”

Esto pensaba mientras pintaba…


Invariablemente y certero,

este texto

en que leo tu piel

en mi mente.

Levo mis manos

y esculpo tu espalda…

 

Estas ahí presente.

 

Pero yo tenía aún palabras

Pero yo tenía aún caricias

Pero yo aún tengo tu latido,

muy adentro.

 

De ti tengo sed…

y ya no te bebo.

 

Te siento lejos, a distancia...

Busqué en mis manos el trazo

fino de tus besos:

eres mi tesoro, eres el fuego,

en mi recuerdo.

Pero escucharte me hace

tanta falta... tu voz, sinfonía

de color cálido, eterno verano

en mi alma.

 


No tengo metáforas hoy,

no te puedo hacer soñar tampoco;

me quedé adentro de una reflexión,

desde el amanecer…

en ella ando, dividido.

 

 

Lo siento. Hoy no hay espacio para el poeta…

anda enfermo.

Ni para el pintor… no tiene tiempo.

Hoy hay un hombre que mira,

humildemente,

su discreto amuleto pardo,

descolorido.

 


Diferencias de un día inigualable

Del rojo y su empalme con el rosa,

miré desde la alcoba del horizonte.

 

Dormir durante dos horas

y sentir que tu cuerpo tose,

gime, escalofríos,

el pito duro,

la piel fría…

convulsión y cura,

en las pastillas, quizás…

 

Pintar… pinté…

te tenté, en mi pensar.

 

La diferencia de este día

es sentir cada aspecto

y darle una prueba,

hacerla un testamento;

vivir con el corazón atado,

ciego, en su voraz latir.


Al abrir los ojos,

sin saber aún

lo que pensaba,

sonreí.

 

Apaciguado, sereno,

engripado, relajado…

 

me levanté

y me vestí.

 

Sabes, sinceramente

te lo digo:

soñar hace encubar

mi amor perdido.

 

Quién sabe cuándo

lo volveré a dar…

sin resistir.

 


Sabes... cuando estoy enfermo

no puedo soñar

no puedo sentir,

tampoco cantar.

 

El frío me cobijó esta noche;

el café me sacudió esta mañana...

la pintura me espera,

me hará soñar,

me hara sentir,

me hará cantar...

 

El cuerpo engripado,

te manda un abrazo

y te dice "cómo estás?"...


11:57

Te confieso que,

en este amanecer

un poco frío,

un tanto claro,

aún te pienso...

 

18:37

Mira el cielo, el otoño:

la hoja tiembla a su paso.

Un tanto diáfano… y yo...

aún te extraño.

 



Mañanas de errores...:

 

Un acte manqué / Acto fallido

Comment vas-tu / C´´omo te ha ido

Boire un café... / Echarnos un café...

Tu sait... je / Sabes... yo

Je fait mexicain ce soir... tu viens? / Hice unos sopes, quieres venir a cenar?

 

Cuál es la mejor frase,

la buena idea escrita,

algo que brille,

para que algo pase

y verte bonita... contenta.


Mientras tenga una luz

una que haga bien

a mí corazón que un latido

tuyo venera...

seguiré cazando la virtud

que hace que cada día,

mi cuerpo al tuyo,

regenera...

 


Tus palabras me bañan

este día.

Las esperaba, como el presuroso

que aguarda la llegada

del tranvía.

 

Sin palabras que leer,

imaginaba que tu boca

se iba de este continente;

imaginaba, cuál sería

la que me darías escrita,

en mi mente…

 

Jamás sabrás lo que me revuelta,

jamás sentirás este verano

que a mí pecho

agrieta…

 

Hasta la próxima espera…

guardaré tus palabras,

como si atravesase la penumbra,

con la luz de una vela.


 

Pensé, todo el día, qué importante es

verte / imaginarte / pensarte / sospechar

que en algún momento de este lunes

sonreíste...


No lo sabes, es normal que,

al despertar, es la luz

de este domingo,

me embalsama,

mi visión se desborda,

hace mi cuerpo cantar

 

Tengo escribiendo

días y días,

desde hace meses y meses,

es el momento en el que

me hago realidad,

siento mis años,

escucho mi soledad

 

A veces son palabras

que germinan

a veces son palabras

de otras palabras

que a mi verso

vitaminan…

 

Y no lo sabes,

no lo sientes,

en dónde está

tu vientre…

nunca lo sabrás.


Soñarse bailando y entre mis ropas encontrar un beso,

un beso color café negro

Después correr para econtrar un espacio, entre dos momentos

había una palabra escrita... no me acuerdo

Desnudarse y meterse en tu cuerpo

a besos y besos escalar tus pechos

Y despertar minuto a minuto

amando así, vifurcar mi boca

entre tu piel y tu pelo

Y al despertar, suspirar y quedarse en cama...

esperando tu eco.


Si tu voz regresa, quiero que hables y hables…

para no dejar que se evapore el eco de tus labios.

 

Háblame con tus frases de abogacía,

tus tonos de seriedad y jurisprudencia,

explicativa, con detalles, tu risa…

 

Sigue hilando tus frases,

para así poder hacerme una hemeroteca

y una guitarra

de tus cuerdas vocales.

 


Besarte y respirar tus ombros...

Respirar tu vientre,

Mi lengua, tu ombligo, inundar...

Dejar que mi sangre vague

Chuparte el alma, qué más da!


Me tomé dos días para ir a ver. Para sentir, también para contemplar.

 

Ver la obra de Tamayo, Siqueiros, Dr. Atl… Rivera, Carrington… pero mi corazón se lo quedó Nahui Olin… por sus ojos, por sus versos, por su tiempo liberado en el arte y el verbo. Noche de amigos, de gente que sin que te des cuenta, te quiere…

 

Y la contemplación casi clínica de una capital-mundo como París. Sentía la presencia de la gente, las miradas perpendiculares y negras, el pavoneo de sentirse siempre la única mujer o el único hombre en el vagón del Metro, en la calle… en los museos.

 

Pompidou me curó por 4 horas… me dejé aconsejar por los artistas contemporáneos de los artistas arriba mencionados. Encontré un diálogo entre ellos, entre sus corrientes y posiciones artísticas, sensibilidad o faramañas conceptuales…

 

Dejé algo en París… me hice la promesa de estar bien, adentro, sentir siempre esa pulcra sensación de captar el mundo en mi piel, en mis ojos, con mis sentidos…  me hice la promesa de catapultarme hacia el terciopelo del instinto.

 

Hoy viví el cotidiano proletario de 10 horas de trabajo… mi cuerpo está cansado, pero entre cajas, compras, facturas, gritos y descontentos… me veía Kandisky, me sobaba la espalda Magritte, cuando tenía sed era Nahui Olin que me hacía beberla en sus ojos… Rivera era el sol, el aire Braque… la sangre de mis venas, los óleos de Tamayo.

 

Quiero compartirlo contigo, con todo mi cuerpo y con este corazón de trompo que me hace escribir esto.

 


Dos pasos y salta hacia el instante…

 

Si aterrizas en presente, sonríe, gime y hacia el aire vuélvete.

 

 

 

De esta placenta de luz, rasga su horizonte…

Si estallas en mi mente, relájate, casi a punto llegas a amarte.