#MexicanosEnFrancia 🇲🇽 🇫🇷 | Iván Torres nació y creció en Guadalajara, Jalisco y vive en Burdeos desde hace 16 años.

Con una licenciatura en Ciencias de la Comunicación, trabajó como periodista en el diario Mural de Guadalajara durante 5 años. Llegó a Francia acompañando a su pareja francesa de ese entonces. En un principio, trabajó como corresponsal para diarios de Chiapas, Morelos y Guadalajara.

En 2007, se inició en la pintura de manera autodidacta. En el 2012 tuvo su primera exposición individual en París y también participó en el Encuentro de Artistas Plásticos Mexicanos residentes en Francia, llevado a cabo en el Instituto Cultural de México en París. Su obra se ha expuesto en Guadalajara, Fráncfort, Barcelona y Tokio. Además de pintor, se desempeña como promotor cultural: en 2014 fundó la Muestra de Arte Contemporáneo Latinoamericano, MACLA Bordeaux. Además, desde hace seis años es responsable de logística para “Humblot Traiteur” una de las más importantes empresas de catering de Francia, basada en Burdeos.

Iván reconoce que el primer reto al llegar fue adaptarse a la cultura, a la lengua, a los usos y costumbres de Francia; encontrar el equilibrio entre la distancia, la nostalgia y la añoranza de México: “modificar la dinámica de interacción social y laboral que tenemos de México, quizás más fluida”. Se dio a la tarea de conocer la historia de este país para tener una opinión justa de las y los franceses.

Considera un logro haber entendido las culturas que habitan este país, así como el significado de su divisa “Libertad, Igualdad, Fraternidad” como columna vertebral de la República. Logró, asimismo, transformar la nostalgia y la añoranza de aquellos inicios en energía, alegría y constante aprendizaje de lo que es México en la distancia.

Lo que más le llamó la atención al llegar a Francia fue el tiempo: el tiempo de las estaciones del año; el tiempo que pasa uno comiendo y que a veces es pantagruélico y eterno… el tiempo que toma hacer trámites en la administración francesa. El tiempo que queda plasmado en el paisaje con castillos e iglesias... “El tiempo que me tomó entender que no era yo, mexicano-extranjero-inmigrante, con mi acento fatal de aquellos años, quien se sentía incomprendido, sino que era cuestión de tiempo ser considerado como un ciudadano más y tener de ellos la fraternidad, los derechos y las obligaciones de serlo”.

Lo que más le gusta de México es “su nervio reacio y curtido para salir adelante a pesar de los mismos mexicanos. Me gusta el silencio de sus paisajes y el color de su gente cuando en sus ojos me reflejo. La resistencia, sabiduría y ecosofía íntegra de los pueblos y civilizaciones indígenas de México; el pasado de ellos salvaguarda la dirección y la responsabilidad que tenemos como Nación”. Disfruta también de la diplomacia natural de los mexicanos cuando se pregunta, por ejemplo, si ya ha pasado el camión o si ya va a abrir la tienda; la espontaneidad al sonreír y al ayudar en tiempos difíciles. De la comida mexicana, Iván añora los frijoles refritos que hace su mamá “con sus contundentes tortillas recién calentadas”.

Considera que franceses y mexicanos nos parecemos en que estamos enamoramos de nuestras culturas y que pasamos el tiempo hablando de ellas, sin darnos cuenta. En que nos burlamos de nuestros errores y pasamos tiempo tratando de tratar de solucionarlo. En su opinión, somos culturas que hemos hecho la guerra y que hoy vemos eso como parte de nuestra historia.

De Francia, lo que más le gusta es la filosofía, la de los libros y la de su gente: “Encuentro a veces los personajes de Flaubert en mi trabajo; en ocasiones advino conceptos de la filosofía francesa en la actitud de algunas personas cuando hago la fila en las oficinas de correo”. En su opinión, el vino, el queso y el pan son la triada que permite conocer las regiones, las costumbres y la historia de este país.

Iván festeja el Grito de Independencia con las asociaciones de mexicanos en Burdeos, como Latino Mex y la red social “Mexicanos en Bordeaux” de la que es fundador y coordinador. Varias parejas son franco-mexicanas y celebran con la gastronomía, la bebida, música y alegría de ambos pueblos.

Su consejo a los mexicanos que acaban de llegar a Francia: “Contacten a los grupos de mexicanos en Francia, vía redes sociales, pues somos los primeros que podemos hacer el enlace entre sus dudas y necesidades, desde México: encontrar hospedaje; los usos y costumbres al llegar a una ciudad; dónde conseguir productos mexicanos; hacer amistades, etc. Las instancias diplomáticas mexicanas realizan acciones de suma importancia para y por las y los mexicanos. Pero nosotros somos como cónsules populares de la solidaridad mexicana en Francia”.